15 de junio de 2009

Siguiendo el guión escrito

Eran las 20:30 cuando empezaba el partido de España y yo sentado en el mismo sitio del Sudáfrica-Irak esperaba ver a jugadores como Fàbregas o Riera con un papel importante, ya que a priori no había nada más interesante que ver si España seguía con el dominio demostrado. Pues bien en el Royal Bafokeng Stadium se veía la alegría de los ciudadanos africanos contrastada con los seguidores españoles que se habían desplazado hacia Sudáfrica con ganas de ver a "la Roja" proseguir con su récord de imbatibilidad. Pena que el partido se acabara en el minuto 25.


Cuando comenzó el partido y llegó el primer ataque con mucho peligro a los pocos segundos, ví que era cuestión de minutos el gol español y cuestión de una hora estar ante la goleda hispana sobre los "kiwis". Transcurría el minuto 6 cuando Torres recibió el balón de espaldas a la portería, se giró rápidamente esperando la entrada y tiró a puerta hacia el segundo palo sin posibilidades para el portero; en ese momento España ya había gozado de dos oportunidades y de una posesión que rompía el contador de dicha estadística. Ocho minutos después Torres logró el segundo para España y el segundo para su cuenta particular culminando la mejor jugada del partido; tras una recuperación de Xabi Alonso en mediocampo, el cuero llegó a Capdevila pegado a la línia de cal y este lo entregó a Riera que inició una diagonal hacia la frontal del área, en ese momento Villa realizó un desmarque que arrastró a tres defensas y desde el fondo la pasó atrás para que marcase el madrileño. El tercer gol también comenzó en la banda izquierda, tras un centro perfecto de Capevila a Fernando Torres. Tras varias ocasiones de Villa, Riera y compañía llegó el gol de Fàbregas y el final del partido tras otra gran triangulación del equipo español. Con más ocasiones, pero sin más historia llegó el final del primer tiempo.

A los tres minutos de iniciarse la segunda parte, Villa consiguió anotar tras un fallo de Vicelich que parecía insultante para el público neutral. La segunda parte no sirvió para más que para ver a más jugadores españoles disfrutar ante el juguete neozelandés y para dar descanso a jugadores en un partido de entrenamiento. Con sustituciones y pacto de no agresión se llegó a un final de partido que tras pitar Coffi Codjia se asombró al ver que los balones se habían quedado en canicas ante el sobamiento de las Nike, Adidas y compañía de los campeones de Europa.

Seja o primeiro a comentar

Publicar un comentario

También me puedes leer en elfutboldiario.blogspot.com

Pekefutworld © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO