29 de junio de 2009

Adiós fútbol

Se terminó la Copa Confederaciones y con ella el fútbol oficial en el viejo continente, se ha dado paso definitivamente a las imágenes de campos vacíos con un futbolista en medio y a las clínicas para los reconocimientos médicos. Este torneo que ha montado la FIFA es para muchos un incordio, pero para la gente que realmente ama el fútbol como yo es algo "igual" de grande que el campeonato del mundo del próximo verano. De esta copa salen varias conclusiones, de todo tipo. Hay selecciones que salen bastante reforzadas, como las finalistas y Sudáfrica. Otras han conseguido afianzar sus credenciales a falta de algún jugador importante, sea Iniesta en España o Zaki en Egipto. Por contra, selecciones como Italia, Irak o Nueva Zelanda han salido del torneo con el futuro muy crudo, cada uno con sus objetivos. La Confederaciones ha servido también para ver jugadores que antes el gran público no había podido ver, como Abou Trika, Dempsey, André Santos u Onyewu.


En primer lugar deberíamos dedicarle un rincón a Brasil, que ha conseguido alzarse con el trofeo y demostrar de nuevo que a un año del Mundial está muy fuerte. A Dunga le ha valido el torneo para foguearse con rivales distintos a los sudamericanos, además de poder probar el presumible equipo del año próximo. En líneas generales Brasil utiliza mucho la banda derecha, tiene mucho potencial por arriba, y lo más importante, mantienen el espíritu competitivo y la magia de la "canarinha". Su rival en la final, Estados Unidos se ha mostrado al mundo y ha conseguido demostrar porqué es el número 14 del mundo. Quizá sea la selección que más ha conseguido avanzar y que más frutos ha recogido tras la Confecup. La selección norteamericana consiguió tras el partido de España aparecer en las portadas de los periódicos más importantes del país, cosa atípica en un país que tiene al fútbol americano, el baloncesto y el hockey por encima del "soccer". Además se ha quitado tópicos como que no saben jugar al fútbol, ya que mantenerse por encima de las dos mejores del mundo actualmente durante más de 160 minutos es bastante difícil, y si no que se lo pregunten a Italia.

Precisamente de Italia es la próxima que voy a hablar.
La selección transalpina se ha demostrado a ella misma que no tiene nivel futbolístico para el próximo Mundial. Lippi se ha dado un golpe a sí mismo manteniendo la selección que ganó en Alemania 2006, ya que si en esas fechas la mayoría de integrantes tenían 30 años, ahora tienen cuatro más, es decir, 34 años. Se ha visto que al salir a jugar internacionalmente les falta frescura, necesitan un jugador que soporte dar cambios de ritmo y regatear a contrarios, y que pueda aguantar al menos 80 minutos, y eso está en Italia pero no en la selección absoluta. Otras de las decepciones del torneo han sido Irak y Nueva Zelanda. A la primera de ellas, Irak, se el presuponía un nivel mayor dado que son los campeones de Asia y allí hay selecciones con bastante nivel como Irán, Corea del Sur o Japón. El juego irakí se basa principalmente en la figura de su centrocampista Akram, el único con algo de calidad en sus piernas. Por otra parte, Nueva Zelanda ha mostrado al mundo que el continente de Oceanía no llega ni tan siquiera a un nivel aceptable para la clasificación del Mundial. Tienen un nivel pésimo, seguramente lo pasarían mal en la segunda división española para mantenerse e incluso me aventuraría a decir que descendería fácilmente.

En cuanto a equipos como Egipto o España, cabe decir que ambos han plasmado en el terreno de juego lo que venían haciendo. Egipto ha logrado aúparse a nivel internacional, ya que poca gente "extraafricana" concocía el potencial de esta gran selección. Jugadores como Abou Trika o Hosni han conseguido darse a conocer al mundo. Además, junto a E.E.U.U. han dado emoción ha este torneo en ocasiones aburrido. Por otra parte, España ha seguido mostrar su nivel de juego, aunque en ocasiones sin profundidad. La falta de profundidad seguramente se debe a la falta de jugadores "10", es decir enganches tipo Iniesta, Fàbregas o Silva. Por último, solo deberíamos dar las gracias a la FIFA por alargar un mes la competición, y sobre todo los agentes de Onyewu o Abou Trika por el futuro que les aguarda.

Seja o primeiro a comentar

Publicar un comentario

También me puedes leer en elfutboldiario.blogspot.com

Pekefutworld © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO